Fotolia

La industria europea de publicidad online han redactado un código de autorregulación que se adelanta a la Directiva UE la cuál, prevé la necesidad a cargo de los anunciantes en línea, de obtener el consentimiento previo del internauta para instalar cookies de rastreo.

Mediante las cookies las empresas pueden rastrear los hábitos y actividades online de los internautas en sus páginas web, con la finalidad de enviar publicidad basada en sus preferencias y gustos (behavioral advertising). El código de autorregulación prevé que los anuncios en línea incluyan un icono denominado “AdChoices” que permita a los usuarios cambiar sus preferencias de privacidad, con la finalidad de no seguir siendo rastreados con fines publicitarios. Yahoo, Microsoft, Google y AOL, son algunas de las compañías que acordado utilizar este icono en sus anuncios en línea, en Europa.

No obstante, a pesar de ser una interesante iniciativa, parece que este sistema no cumple los requisitos de la Comisión sobre el requerimiento de consentimiento previo (opt-in), antes de la instalación de las cookies de seguimiento.