Fotolia

Tim Berners-Lee, creador del world wide web, propuso no hace mucho en el Bilbao Web Summit que debería elaborarse una constitución que protegiera a los usuarios de internet. Creo que lo más significante de esta propuesta es que venga de una de las personas que conoce con más profundidad el origen y características de esta tecnología y el hecho de que su conclusión sea una regulación global, me parece de lo más lógico teniendo en cuenta que, la amplia gama de servicios y protocolos que encontramos en Internet no tienen fronteras.
El establecimiento de unas normas uniformes para todos, no solo ayudaría a la protección de los usuarios en el ciberespacio sino que, también mejoraría la comunicación en el mismo. No obstante, aunque comparto plenamente esta teoría, quizás aun es pronto para conocer el alcance real de este nuevo sistema, para determinar con claridad cuales son los principios internacionales básicos que deben gobernar el ciberespacio, sin menoscabar el progreso de la tecnología ni crear importantes lagunas o contradicciones. No hay que olvidar que, las leyes, constituciones y convenios internacionales, especialmente las que han regulado durante décadas determinados ámbitos (Derechos Humanos, Seguridad, etc.) han sido normas formadas a lo largo del tiempo, de la costumbre y la experiencia. Su redacción llegó una vez ya se disponía de un profundo conocimiento de causa, de los riesgos, las consecuencias y sabiendo muy bien lo que se quería proteger o evitar.
A pesar de que, la finalidad última pudiera ser la aprobación de una constitución o unos principios internacionales quizás en el momento actual, aun es un objetivo demasiado ambicioso teniendo en cuenta no solo la poca experiencia que tenemos en este nuevo espacio inusualmente cambiante sino también, por la divergencia de legislaciones de los distintos países, intensamente marcadas por una determinada evolución histórica y cultural. No obstante, hay que tener en cuenta que, antes de aprobarse las constituciones o textos internacionales siempre hay una serie de normas que regulan el funcionamiento práctico de la sociedad, por ejemplo, las relaciones comerciales, el transporte, sobre el uso de espacios comunes, como el espacio aéreo, el mar, etc. Se trata de unas normas de funcionamiento, para vivir en sociedad y poder compartir espacios comunes con una cierta seguridad.

En mi opinión, en el caso de internet y las nuevas tecnologías se debería hacer lo mismo: establecer unas reglas de juego desde un punto de vista más práctico y con aspiración internacional para ayudar a mejorar la comunicación y los servicios que se ofrecen a través de la red, definiendo más claramente cuales son nuestros derechos y obligaciones, sin mermar el progreso y evolución de la tecnología.

Pero, como se mejoraría la comunicación?

  • Sintetizando y uniformizando la información legal exigible en cualquier portal, aplicación o servicio
  • Estableciendo un sistema de Incoterms para facilitar la eliminación de contenido.
  • Estableciendo consecuencias por facilitar información engañosa en los avisos legales, como ya ocurre en algunos países.

Y como se establecerían los derechos y obligaciones?

    • Imponiendo un fuerte principio de transparencia. Esto permitiría ofrecer información útil bajo un esquema uniformizado y esquemático, facultando al consumidor comparar rápidamente las condiciones ofrecidas con otros proveedores y escoger con propiedad la mejor oferta.

 

El establecimiento de unas normas uniformes para todos, no solo ayudaría a la protección de los usuarios en el ciberespacio sino que, también mejoraría la comunicación en el mismo.

No podemos ignorar que, Internet ha sido una revolución que ha cambiado profundamente (y aún lo hace) las comunicaciones y la sociedad, al tiempo que ha ido difuminando las fronteras y distancias. Así que, tarde o temprano tendremos que pensar en grande si queremos construir regulaciones más efectivas y muchas veces, menos es más. Por tanto, y para empezar, ¿por qué no intentamos ponernos de acuerdo con algunas normas “Fair Play” internacionales para mejorar nuestra experiencia y seguridad en el uso de Internet y las tecnologías y dejar que los principios globales surjan naturalmente con la evolución y la experiencia?