Fotolia

El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Pedro Cruz Villalón ha manifestado en un informe publicado este jueves, su opinión contraria a superponer los derechos propiedad intelectual al derecho de secreto de las comunicaciones y privacidad, previstos en la Carta de Derechos Fundamentales.

Ha considerado ilegítimo obligar a un proveedor de Internet de Bélgica a establecer un sistema de filtrado y bloqueo de comunicaciones electrónicas, con la finalidad de proteger los derechos de propiedad intelectual.

A pesar de que reconoce que los derechos de privacidad y secreto de comunicaciones no son ilimitados, manifiesta que “una limitación de los derechos y libertades de los internautas como la controvertida sólo resulta admisible si descansa en una base jurídica nacional, accesible, clara y previsible”.

La legislación de Bélgica permite a los jueces intervenir ante vulneraciones de los derechos de propiedad intelectual, pero no contempla específicamente el sistema de filtrado y bloqueo, por tanto dicha medida ha concluido que es ilegal.

A pesar de que, la sentencia aun no ha sido dictada y este dictamen no es vinculante, las recomendaciones del Abogado General son habitualmente seguidas por el Tribunal de Justicia.